Museo Cruquius

167 Visitas

5 de 6 visitantes consideran útil esta información.

El Museo Cruquius cuenta la historia sobre la desecación del lago Haarlemmermeer. En el siglo XIX se ganó terrenos de turba en las turberas entre Ámsterdam, Haarlem y Leiden. Así se formaron pantanos que crecieron hasta convertirse en grandes lagos debido a las corrientes. Por eso, el lago Haarlemmermeer se convirtió en una amenaza aún más grande para los pueblos y ciudades circundantes.

  • Visita la máquina de vapor más grande del mundo.
  • El gran avance de la revolución industrial en Holanda.
  • Aprende más sobre la desecación del lago Haarlemmermeer.

Desecación  

Durante las tormentas, cada vez se iban desprendiendo trozos de tierra más grandes e incluso a veces desaparecían pueblos enteros. El riesgo de inundaciones en Ámsterdam y Leiden era demasiado grande y se decidió desecar el lago Haarlemmermeer. Holanda ya contaba una tradición rica y exitosa de desecación de pólderes mediante molinos de viento. Para desecar el lago Haarlemmermeer, se hubieran necesitado 166 molinos, pero, cuando llegó la tecnología a vapor, esta tecnología hipermoderna mostró ser una alternativa muy prometedora en poco tiempo.

En 1840 se comenzó a construir el canal Ringvaart y el dique Ringdijk, ambos 63 kilómetros de largo. Nueve años más tarde, en 1849, se puso en servicio la estación de bombeo De Cruquius.

Estación de bombeo De Cruquius

La estación de bombeo es un monumento industrial de importancia mundial. Este edifico arquitectónico tiene ventanas de arco apuntado y almenas en el exterior. Dentro encontrarás numerosos ornamentos de hierro fundido. Pero el orgullo del Museo Cruquius es indudablemente la máquina de vapor mundialmente famosa de 1849.

En el cuarto de máquinas verás el cilindro más grande del mundo, con un diámetro de hasta 3,66 metros. Al final de los astiles de la balanza, hay ocho bombas. Cada bomba puede extraer, por carrera, 8.000 litros de agua y bombearla hasta 5 metros de altura. Cada minuto se realizan 5 carreras.

 Demostración de la máquina de vapor

Un sistema hidráulico moderno y actual pone el sistema en funcionamiento varias veces al día para que te puedas hacer una idea de cómo funcionaba en los viejos tiempos.

Cómo llegar al Museo Cruquius

El Museo Cruquius se encuentra en Haarlemmermeer, cerca de Haarlem, Hoofddorp y el aeropuerto de Ámsterdam-Schiphol. Se puede llegar al Museo Cruquius fácilmente en transporte público desde Ámsterdam y Haarlem. También desde Leiden son menos de 45 minutos de viaje.

El museo está abierto los 7 días de la semana salvo en Año Nuevo, el Día del Rey, y el 24, 25, 26 y 31 de diciembre.

Cerca de aquí

Combina tu visita al Keukenhof con una visita a este museo, a sólo 11 kilómetros de ahí. En bicicleta, pasarás por una gran parte del famoso canal Ringvaart.

¿Quieres pasar la noche en Haarlemmermeer?

En Hoofddorp y Badhoevedorp encontrarás diversos hoteles. Los hoteles están a poca distancia del aeropuerto de Ámsterdam-Schiphol y casi todos ofrecen un servicio de lanzadera desde y hacia el aeropuerto.

Recomendamos: El dique Ringdijk que rodea Haarlemmermeer es una vuelta ciclista popular entre los ciclistas. En esta ruta de 63 kilómetros de largo no hay casi semáforos así que puedes pedalear sin parar.